¿Que significan los ladridos de mi perro?

Como bien sabemos los perros se comunican de muchas formas distintas tanto entre ellos como con el resto de seres vivos y algunos lo hacen tan claramente que los humanos muchas veces decimos eso de «si no le hace falta hablar, ya sabe bien lo que quiere decirme y cómo hacerlo».

Es importante saber que los perros se comunican de muchas formas por ejemplo con su olor, su cuerpo, con vocalizaciones y miradas, etc. En el caso de la comunicación por voz, los ladridos son quizás la forma de comunicación más reconocible en perros, pero no son la única forma ya que también gritan, bufan o resoplan, gruñen y gimen.

En este nuevo artículo de Family Pets vamos a centrarnos en un solo aspecto de la comunicación de los caninos, el ladrido. Ciertamente existen ladridos muy variados pero todos tienen su razón de ser. Si quieres saber qué significan los ladridos de tu perro sigue leyendo y a continuación verás los distintos tipos y significados de sus ladridos.

También te puede interesar: 20 datos curiosos de los perros

Ladridos continuos, rápidos y con tono medio

Los perros utilizan un ladrido constante, rápido y con un tono medio cuando detectan a alguien desconocido en su territorio. Por ejemplo, cuando llega una visita que ellos todavía no conocen o cuando alguien al que no reconocen se acerca demasiado a lo que ellos consideran su territorio. Con este ladrido nuestro perro nos está advirtiendo de un posible intruso, dando la alarma a la vez que intenta expulsar al extraño de su zona.

Ladridos continuos, lentos y con tono bajo

En este caso el perro está claramente avisando de que está preparado para defenderse en cuanto se vea lo suficientemente acorralado para hacerlo. Si en el caso que explicábamos en el apartado anterior, el intruso no se ha dado por aludido y ha decidido seguir avanzando y se acerca al perro o a nosotros de forma incorrecta, y nosotros no le indicamos a nuestro fiel compañero que la visita es bienvenida, nuestro perro obviamente querrá defenderse y defendernos a nosotros.

Este tipo de ladrido constante, pero lento y en tono bajo, por sí solo ya nos indica claramente que en breve se producirá un ataque, pero los perros indican esta situación con todo su cuerpo y comportamiento, es por eso que fácilmente podemos darnos cuenta cuando estamos incomodando, molestando o incluso aterrando a un perro. Nos avisa y cuando ya no le queda opción actúa, un perro nunca ataca sin previo aviso y si no es para defenderse. Descubre qué hacer si tu perro intenta atacar a otro perro.

Ladrido breve y agudo en tono bajo

Cuando nuestro perro emita un ladrido corto pero agudo en tono bajo nos estará indicando que algo le molesta. Si observamos un ladrido así junto con un lenguaje corporal de inquietud, debemos revisar inmediatamente el entorno para solucionar lo que sea qué pueda estar molestando a nuestro compañero o bien hacerle entender la situación de forma adecuada.

Ladrido breve en tono alto

Si escuchamos que nuestro perro ladra brevemente pero en un tono alto nos indica sorpresa positiva o alegría. Este ladrido es característico como saludo en cuanto nos ve entrar por la puerta de casa o encuentra a alguien, ya sea una persona, otro perro o incluso su juguete preferido, al que tiene mucho cariño y por lo tanto se alegra de ver. Es un tipo de ladrido que claramente indica felicidad y emoción.

Ladrido entrecortado en un tono medio

Este tipo de ladrido lo utilizará nuestro can cuando quiera hacernos entender que quiere jugar y necesita desgastar energía. Descubre ejercicios que puedes practicar con perros adultos.

Podemos observar este ladrido también entre perros cuando se provocan para jugar junto con un lenguaje corporal muy claro con saltos, quiebros, agachando la cabeza a la vez que elevan la parte trasera y mueven la cola rápida y constantemente, etc.

Ladridos prolongados e ininterrumpidos

Este tipo de ladridos los identificamos normalmente como quejidos que suelen darnos pena. Esa es precisamente la intención de nuestro fiel amigo, llamar nuestra atención porqué se siente solo y quiere compañía.

Son los típicos ladridos de los que se quejan los vecinos cuando el dueño se va de casa dejando al perro solo y precisamente por eso, son unos ladridos muy largos e incesantes. Es un sonido que claramente denota que el perro se siente abandonado, solo, aburrido o incluso asustado y nos necesita a su lado. Infórmate sobre la ansiedad por separación si te ocurre este problema.

Este artículo es exclusivamente informativo, por lo que te recomendamos a llevar al veterinario a tu mascota en caso de presentar cualquier tipo de malestar.

 

Entradas recientes

Categorías

Entradas recientes